2. Seguir las directrices

A la hora de presentar el proyecto tuve que dar una idea de lo que quería realizar.

Para que no haya ningún problema y pueda mantener la atención lo mejor es cerciorarme de tener toda la documentación hecha antes de empezar.

De nada sirve empezar sobre la marcha sin tener nada predefinido, un registro de horas ni diseccionado el proyecto en partes.

Divide y vencerás ya que es una tarea mastodóntica para una sola persona.

Es por ello que pese a que soy un desastre en el orden me vendrá bien ir anotando todo lo que hago.

A continuación os pongo lo que envié a Ilerna Online para que veáis lo que me pedían como proyecto final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.